“Se puede ganar la autoestima, la propia y la de los demás”

La ruta de “Mujeres, la fuerza del cambio en la India” llegó a Huelva y unió su camino con Alida Carloni, amiga personal de Vicente y Anna Ferrer, docente de la Universidad de Huelva e impulsora del proyecto de Mujer a Mujer.

Alida se define como una académica en acción y fue en 1997 cuando decide buscar a Vicente Ferrer. “Cuando llegué allí nadie me quería decir donde estaba, así que después de un mes, regreso y empiezo a buscarlo desde España”. Se puso en contacto con la Fundación Vicente Ferrer en Barcelona y le envió un fax comentándole su interés por estudiar de cerca los shangams o asociaciones de mujeres, y los microcréditos que les proporcionaba la Fundación para que pudiesen iniciar una pequeña actividad.

“Vicente me dijo que me hospedaba una semana y que fuese cuando quisiese -rememora Carloni-. Voy a algunos shangams y a ver cómo ha evolucionado la mujer. Esa semana se transformo en un mes. La educación resuelve todos los problemas, si no damos educación, sobre todo a las niñas, nunca saldremos de la pobreza”.

“Las mujeres intocables nacen con un estigma acumulado -comenta Alida-  y son propiedad siempre de un hombre. Son el pilar de la India, pero son despreciadas al mismo tiempo. Cuando en los shangams se les da algo de valor, pasan de caminar cabizbajas a alzar la cabeza. Es una de las labores más importantes que hay. Los maridos dejan de maltratarlas o matarlas porque sería como matar a la gallina de los huevos de oro. Se puede ganar la autoestima, la propia y la de los demás”.

“En este mes aprendí todo lo que tenía que aprender sobre ayuda al desarrollo. Y es entonces cuando le propongo amadrinar un shangam”.

“Ayudar a las mujeres de la India es ayudar a los indios en general. He tenido muchas conversaciones con Vicente sobre esto. En el 2000 pensé que en vez de apadrinar sólo a niños podíamos también amadrinar mujeres y que se podía llamar de Mujer a Mujer. Yo quería que asociaciones de mujeres en Huelva amadrinasen a asociaciones de mujeres en la India, pero al final se hizo de mujer a mujer porque era más fácil, aunque no renuncio a hacerlo con asociaciones algún día. Yo he dado la idea nada más y la Fundación Vicente Ferrer la ha desarrollado. Cuando se impulsó este proyecto, no imagine que funcionase tan bien después de 13 años”, concluye Alida Carloni.

 

 

Alida Carloni © Mercedes Iñiguez/FVF
Beatriz Crespo de la Compañía Teatral Huelva Actores © Mercedes Iñiguez/FVF
Rompiendo cocos ©Mercedes Iñiguez/FVF
Rafael Carmona explicando la muestra a las autoridades ©Mercedes Iñiguez/FVF
En la tertulia "Redes por la igualdad" © Mercedes Iñiguez/FVF
Acto de presentación © Mercedes Iñiguez/FVF